DESCUBRE CÓMO SE VIVE EL TANGO EN MEDELLÍN

Salón Málaga de Medellín

El Salón Málaga de Medellín conserva la magia de otros años lúcidos, de tango y elegancia, que alguna vez caracterizaron a la ciudad. Es un café de tertulias, un bar en el que se puede compartir una cerveza con amigos; la cantina de los amantes de la música de antaño; una corporación que cree en el arte para conservar la memoria; un baúl de recuerdos e ícono de Medellín.

Detenido en el tiempo, en el Salón Málaga aún se escucha la voz del inmortal Carlos Gardel con sus poemas hechos tango. Sus paredes con fotografías de celebridades que alguna vez lo visitaron son reliquias que enamoran a los curiosos y apasionados por la historia. Las mesas se llenan cada noche con cerveza, ron y aguardiente, y la pista de baile recibe a parejas de todas las edades.

En los días sábados los aplausos de los espectadores, que con alegría disfrutan de los espectáculos musicales en vivo, rompen con la cotidianidad de la ciudad. Para los fanáticos de la buena música y los recuerdos de Medellín del siglo pasado, este es el más acogedor de los destinos.

Historia del Salón Málaga

Gustavo Arteaga, nacido en Caramanta Antioquia, tenía 24 años (1957) cuando abrió al público el Salón Málaga. Su sueño era que fuera el espacio ideal para encontrarse, compartir buena música y hacer tertulias; y como si de una visión se tratara, hoy en día es el lugar favorito de los que quieren conversar en torno a la cultura y los bellos recuerdos de décadas pasadas.

¿Dónde queda el Salón Málaga?

Ubicado en la carrera 51 # 45-80, el Salón Málaga queda sobre la Carrera Bolívar, en el Centro de Medellín. Este pasaje ahora tiene como protagonista al peatón, y en su intención de ser un espacio más amigable para el ciudadano y el ambiente, se puede recorrer caminando o en bicicleta.

En el día, el sector se llena de comerciantes y de cientos de personas que transitan para ir a sus trabajos o que deben hacer compras y diligencias en el centro de la ciudad. En la noche, sin embargo, el protagonismo se lo lleva el Salón Málaga, con su música, baile, alegría y tradición.

Para llegar aquí, la mejor opción es el Metro de Medellín, ya que está al lado de la estación San Antonio. Solo es salir, ubicar la entrada del Tranvía y girar hacia la derecha, ahí verás las luces y magia que irradia el lugar.

¿Qué hacer en el salón Málaga?

En este espacio puedes compartir con tus amigos y seres queridos, tu licor favorito mientras escuchas la música de antaño que comparte Gustavo Arteaga, quien destaca en Medellín por su colección de alrededor 7.000 discos de 78 revoluciones, siendo una de las colecciones más completas de la ciudad. Aquí se oyen boleros, porros, bambucos, valses, óperas y otros géneros musicales.

De igual manera, el Salón Málaga y su espacio, recibe a todos los bailarines de tango, desde los que están iniciando o llevan años haciéndolo por diversión, hasta los más profesionales. Así que si no te desenvuelves muy bien en la pista, seguro disfrutarás de una increíble presentación de baile. Por otra parte, los días sábados, generalmente, se cuenta con orquestas y grupos de música que hacen un show en vivo memorable.

En algunas ocasiones se realizan tertulias y clases de tango. Para estar al tanto de su programación, puedes consultar su blog.

Además, si lo tuyo es viajar en el tiempo, contemplar las decenas de fotos que están siempre en exhibición, es una excelente forma de hacerlo. Puedes ver el glamour de algunos artistas que se presentaron en el Málaga en la segunda mitad del siglo XX.

Recomendaciones

  • Ten presente sus horarios: de lunes a sábado, de 8:00 a.m a 2:00 a.m. y los domingos hasta las 12:00 a.m. Para mayor información puedes consultar su sitio web o llamar a este número telefónico: (054) 231 26 58.

  • Aunque el Metro de Medellín es la mejor manera de llegar al Salón Málaga, ten presente sus horarios de lunes a sábado de 4:30 a. m. a 10:30 p. m; domingos y festivos de 5:00 a.m. a 10:00 p.m. Recuerda que no se puede entrar en estado de alicoramiento. Si quieres disfrutar hasta el final de la fiesta, lo ideal es tomar un taxi.

  • Con las últimas renovaciones del Paseo Bolívar, no es viable parquear cerca los carros particulares. Contempla dejarlo en un parqueadero, pero no es la opción más amigable. Una buena idea es llegar en bicicleta, ya que el salón Málaga tiene una cicloruta cercana.

El Málaga actualmente es atendido por la familia de Gustavo, su fundador, quien sigue trabajando para que las nuevas generaciones se enamoren de las canciones de antaño, esas que hicieron vibrar a los abuelos y padres de los medellinenses y que siguen cautivando a los más bohemios y melómanos de la ciudad.

Recuerda que con tu visita contribuyes a perdurar este proyecto cultural, patrimonio de Medellín. ¡Te esperamos!