El Barrio Moravia florece gracias a sus mujeres

Las historias que se han tejido alrededor del Barrio Moravia y del cerro del que hoy es insospechable que fue el antiguo vertedero de basuras de Medellín, son tan fascinantes como las flores de sus jardines y la amabilidad, honestidad y sentido de la dignidad de sus habitantes, quienes son ejemplo de resistencia y resiliencia.

Doña Marina y Sandra

Precisamente dos de sus habitantes más célebres, que han estado en el barrio durante prácticamente toda su vida son Doña Marina Guzmán y Sandra, su hija (la cual, aunque ya no reside en el barrio, odavía lo siente como su hogar).

Las Guzmanes hacen parte de una familia reconocida por haber estado en el barrio desde su fundación; admiten sin pudor que llegaron al territorio como una invasión, pues como la de ellas, muchas de las familias venían de otros lugares de Antioquia y del país desplazados por la violencia o por la misma pobreza.

En el morro de Moravia, encontraron el sustento que les permitió vivir con dignidad gracias a su organización, a su practicidad y a la destreza al momento de separar y vender las basuras

Hoy el morro es un jardín de 30.000 m2, uno de los más grandes de la ciudad  y los habitantes del barrio han encontrado otras actividades económicas en el territorio como la jardinería, las manualidades y el turismo, que les permite como comunidad organizada, seguir trabajando por el progreso del territorio.

Moravia, vía de la transformación: Moraviva

Además, la iniciativa ¨Moravia, vía de la transformación¨ permitirá también a los visitantes del barrio, descubrir una calle en la que las casas de colores, la transformación de basuras aprovechables en piezas decorativas, y el cuidado del ambiente, serán el símbolo de que a lo que se transforma con amor, persistencia y cuidado, fácilmente se le puede llamar hogar. 🌼

Turismo comunitario, sostenible y competitivo

Moraviva es el emprendimiento de Doña Marina y su hija Sandra, que busca, a través de dos recorridos, uno urbano y otro de transformación, dar a conocer la historia del barrio y las experiencias cotidianas que se gestan en medio de una comunidad perseverante y creativa que aprendió a encontrar oportunidades en donde otros han visto adversidades.

¡No olvides compartir!