Museo de Antioquia

El Museo de Antioquia, ubicado en el Centro de Medellín, es uno de los epicentros culturales de mayor relevancia en la ciudad, no solo por contar con obras de reconocidos artistas como Fernando Botero o de aclamados pintores internacionales como Picasso, sino por la gestión social y cultural que realiza en el sector.

Su constante difusión de herramientas educativas y sociales, ha permitido investigar, conservar y difundir el patrimonio de la ciudad. Con su estrategia Museo 360, ha priorizado su responsabilidad social, dando protagonismo a los habitantes de la zona y contribuyendo a transformar el imaginario de violencia del centro de la ciudad.

¿Cuál es la historia del Museo de Antioquia?

La historia del Museo de Antioquia se remite al 29 de noviembre de 1881, con un trayecto que involucró episodios de crisis y lapsos de cierre, hasta que el afamado Fernando Botero promovió el inicio de la majestuosidad que hoy conocemos.

El artista, quien ya había donado obras al museo, junto a la dirección de Pilar Velilla, lograron un nuevo episodio para el arte en Medellín. Botero prometió dar una sala de pintura, una de dibujo, varias esculturas y un millón de dólares si el espacio se transformaba con una nueva sede, y así fue.

El 15 de octubre de 2000 se inauguró la nueva sede del Museo de Antioquia en el antiguo Palacio Municipal. En el proceso se demolió un bloque entero de edificios para dar paso a la Plaza Botero, y así acoger desde el 2001 a las 23 esculturas de bronce que actualmente conocemos.

La arquitectura del Museo de Antioquia es de las más admiradas en Medellín

Desde que el Museo de Antioquia está en lo que fue hasta finales de los ochentas el Palacio Municipal de Medellín, miles de visitantes han podido contemplar este Patrimonio Arquitectónico de la Nación de 14.500 m2. Diseñado por Nel Rodríguez, arquitecto y urbanista, tiene influencias del Art Decó americano, ¡toda una joya arquitectónica!

Al lado del museo está la Casa del Encuentro, que por más de 30 años fue su sede principal. Actualmente, este lugar cuenta con proyectos de arte contemporáneo, procesos pedagógicos y una biblioteca especializada en arte.

¿Qué puedo hacer en el Museo de Antioquia?

El Museo de Antioquia cuenta con más de 5.000 piezas: pinturas, dibujos, esculturas y textos que reúnen diferentes expresiones artísticas de la región y el país, además de objetos de gran valor histórico como armas, bienes personales, documentos, cerámicas, piezas de orfebrería indígena, textiles; entre otros.

De igual manera, tiene obras permanentes de grandes artistas antioqueños como Eladio Vélez, Franciso Antonio Cano, Débora Arango y Pedro Nel Gómez, quien realizó 11 murales que tiempo atrás decoraron el Palacio Municipal y hoy son un gran atractivo del Museo.

¿Cuáles son las obras del Museo de Antioquia?

El museo tiene la colección de arte más grande de Fernando Botero, el artista vivo más expuesto en el mundo. Con un estilo propio denominado Boterismo, ha dado protagonismo al volumen de las personas y los objetos, plasmando temáticas como la religión, la familia, la tauromaquia y sucesos como la muerte de Pablo Escobar; obras que le han dado gran reconocimiento en el ámbito mundial.

Todas estas expresiones artísticas del museo se distribuyen en alrededor de 12 salas que están abiertas al público y que seguro te encantarán. En el primer piso también puedes disfrutar de las tiendas que cuentan con diferentes souvenirs, artesanías de la ciudad y réplicas de las obras del Museo.

Cabe recordar que durante todo el año hay exposiciones de artistas locales, nacionales e internacionales, con diferentes corrientes que exponen el panorama actual del arte y la memoria de la región.

Además de las obras que ya te mencionamos, el Museo tiene una programación cultural constante que consiste en conversatorios, conciertos y talleres que puedes consultar aquí.

¿Cómo llegar al Museo de Antioquia?

El museo está ubicado en la carrera 52 # 52 – 43, entre la Plaza Botero, el Palacio de la Cultura y el Hotel Nutibara. Para llegar aquí te recomendamos dos opciones:

  • Metro de Medellín: quizás la opción más amigable; solo es bajarte en la estación Parque Berrío y caminar un par de minutos hasta el Museo. Inmediatamente sales del Metro, verás el Palacio de la Cultura, la Plaza Botero y el Museo de Antioquia.
  • Carro Particular o taxi: con este medio de transporte, la ruta de acceso es la avenida Cundinamarca.
  • Bicicleta: ya sea en una propia, alquilada o en alguna del servicio público de EnCicla, al cual puedes acceder registrándote aquí.

Horarios y tarifas del Museo de Antioquia

  • Sus horarios son de lunes a sábado de 10:00 a.m. a 5:30 p.m. y domingos y festivos de 10:00 a.m. a 4:30 p.m.

    La entrada tiene un costo aproximado de 12.000 COP (3,17 USD) para visitantes nacionales y 18.000 COP (4,75 USD) para extranjeros. Las personas de estratos 1, 2 y 3 de la ciudad, al presentar la factura de servicios, tienen entrada libre. 

Recomendaciones

  • Usa antisolar, el clima de Medellín suele ser impredecible y a pesar de que algunas veces esté nublado, lugares turísticos de Medellín como la Plaza Botero no tiene muchos lugares para tomar la sombra. Así mismo, es recomendable llevar consigo un suéter o chaqueta liviana para los vientos cuando cae la tarde, o paraguas en caso de que se presenten lluvias.

 

  • Planifica muy bien tu trayecto para optimizar el tiempo y disfrutar de otros lugares cercanos al Museo de Antioquia como la Plaza Botero y el Palacio de la Cultura Rafael Uribe Uribe.

 

  • Dentro de las salas del Museo, recuerda no hablar por teléfono, ni tomar fotos con flash, además de guardar la distancia prudente con las obras y no tocarlas al menos de que sean explícitamente interactivas.

 

  • Ten presente las horas pico de movilidad de la ciudad, por ejemplo entre lunes a viernes, de 3:15 p.m. a 7:15 p.m. el Metro de Medellín puede estar congestionado y dificultar el desplazamiento.

 

  • Antes de visitar el Museo, confirma en su sitio web que no haya ninguna novedad que te impida disfrutar del espacio.

 

  • No dejes de visitar la tienda Museo, los fascinantes souvenir que allí se venden están inspirados en sus obras.

 

  • No te vayas sin disfrutar de uno de los mejores cafés de la ciudad, el Laboratorio del Café, el cual queda al lado derecho de la salida del museo con vistas a la Plaza Botero, y que promete una experiencia memorable en compañía del café más suave del mundo.

 

El Museo de Antioquia es en sí mismo un ícono de esperanza y todo un orgullo para los que amamos a Medellín. Junto a la Plaza Botero con sus ¨gordas¨(como popularmente se le conocen a las esculturas voluminosas realizadas por Botero), este es sin duda uno de los atractivos turísticos imperdibles de la ciudad.