Cerro el Volador de Medellín

El Cerro el Volador de Medellín le hace gran honor a su nombre, ya que tiene el privilegio natural de ser el observatorio urbano más grande de la ciudad y de permitirnos volar con la mirada, llegando a cualquier rincón de la misma, pues podemos disfrutar del paisaje del valle en una visual de 360º.

 

La magnitud de este parque lo hace tan imponente que nunca pasará desapercibido, pues adorna el relieve montañoso del Valle de Aburrá, (subregión de Antioquia conformada por diez municipios, teniendo a Medellín en el centro).

Muchos apasionados por el vuelo, también le han atribuído el nombre de este Cerro a los frescos vientos provenientes del norte del Valle de Aburrá, aires que acarician este parque, al tiempo que son aprovechados para volar cometas, planeadores y globos ecológicos a tal punto de elevarse tan alto que llegan a confundirse con el firmamento.

¿Cómo llegar al Cerro el Volador?

El Cerro está ubicado en la comuna 7 (Robledo), zona centroccidental de la ciudad. Su entrada está ubicada en toda la carrera 65, cerca a la Universidad Nacional, al lado del CAI El Volador, antes de la Y que dirige a la calle 67.

 

Para llegar allí hay varias opciones:

 

  • Metro de Medellín: puedes tomar la Línea A del Metro de Medellín y bajarte en la estación San Antonio, luego hacer transbordo, tomar la línea B y nuevamente bajarte en la estación Suramericana. Desde allí debes caminar en sentido norte, te tomará aproximadamente 20 minutos, o puedes tomar un taxi que se tardará alrededor de 5.

 

  • Bicicleta: si lo tuyo es más andar en bici por la ciudad, puedes tomar una del Sistema de Bicicletas Públicas, EnCicla. Si eres extranjero la inscripción es sencilla y la puedes hacer a través del siguiente sitio web.


La bici, la puedes tomar en la estación del Metro que te quede más cerca y llegar hasta la entrada de la Universidad Nacional de la carrera 65, allí encontrarás una estación para entregarla y seguir tu recorrido caminando hasta la entrada del Cerro, lo que te tomará alrededor de 10 minutos.

 

Puedes mezclar las dos opciones anteriores, tomando la bici en la estación Suramericana y siguiendo todas las instrucciones que te dimos en la opción 2.

¿Qué hacer en el Cerro el Volador?

El Cerro El Volador es Patrimonio Histórico y Natural de la nación, y es el cerro más grande dentro del área urbana de Medellín. Su cima alcanza una altura de 1.628 metros sobre el nivel del mar y está ubicado a 82 metros de altura sobre el nivel de Medellín. Es uno de los siete cerros tutelares de la ciudad.

 

En medio de sus 107.13 hectáreas se encuentran alrededor de 106 especies de aves, entre las que podrás encontrar el petirrojo, el sirirí, la golondrina, el azulejo, el canario, la reinita, la mirla o mayo; entre muchas otros.

 

Además, podrás apreciar algunas de las 48 especies arbóreas que abastecen de oxígeno, no solo del cerro, sino también la ciudad; entre las cuales se pueden apreciar el tulipán africano, el velero, la vara santa, el casco de vaca, el guayacán amarillo, el guayacán rosado, entre otras.

 

Pero la diversidad natural no es lo único que te encontrarás en el Cerro El Volador, la concepción arqueológica también es una parte muy representativa, allí es posible contemplar algunos hallazgos arqueológicos, como piezas cerámicas, descubriendo así la importancia de la presencia en el territorio, de nuestros predecesores los indígenas aburraes, quienes habitaron este valle desde la época prehispánica hasta la conquista.

Recomendaciones

  • Usa antisolar, el clima de Medellín suele ser impredecible y a pesar de que algunas veces esté nublado, lugares turísticos de Medellín como la Plaza Botero no tiene muchos lugares para tomar la sombra. Así mismo, es recomendable llevar consigo un suéter o chaqueta liviana para los vientos cuando cae la tarde, o paraguas en caso de que se presenten lluvias.
  • Recuerda que es un lugar para caminar, así que vete cómodo y ligero, pero no olvides llevar agua y snacks para recargarte en el camino.
  • Promueve los productos locales como alimentos y artesanías con su consumo, e intenta contribuir con tu presencia al desarrollo de un turismo sostenible y responsable.
  • En la cima podrás premiarte con un delicioso vaso de guarapo bien frío (bebida de caña de azúcar), o con una de nuestras frutas típicas para disfrutar de los deliciosos sabores del trópico.
  • Respira profundo y llena tus pulmones de aire limpio cuando llegues a la cima.
  • Si tienes mascotas, aprovecha, pues este espacio es ideal para ellos.

El Cerro El Volador es un lugar de esparcimiento que fomenta la desconexión del agite urbano y que nos transporta a un rinconcito campestre dentro de la ciudad.