Medellín es una de las ciudades más visitadas de Colombia. Encanta con la amabilidad de su gente, su paisaje montañoso, su oferta cultural y turística y su clima privilegiado durante todo el año. Pero, ¿qué hacer en una ciudad tan fascinante en tan poco tiempo? Aquí te contamos cómo aprovechar al máximo tu estadía en dos recorridos de 48 horas para conocer algunos de los más encantadores sitios turísticos de Medellín. ¡Alista papel y lápiz!

¿Qué hacer en Medellín en 48 horas?

Estuvimos pensando en cuáles son los atractivos turísticos de Medellín que para nosotros mejor representan una experiencia memorable, y aunque la lista fue extensa, elegimos dos opciones de los atractivos que consideramos imperdibles, esto sin dejar de advertir que se pueden combinar, omitir algunos o agregar unos nuevos dependiendo del interés o del itinerario de quien visita la ciudad.

Opción 1: 48 horas en Medellín

Previous
Next

Primer Día

Tu itinerario en la ciudad puede empezar en el corazón de Medellín: el Centro, allí una visita a la Plaza Botero es la antesala para conocer un destino que mezcla cultura, naturaleza y entretenimiento.

Visitar la Plaza Botero es una experiencia en la que a través de las 23 esculturas voluminosas del Maestro Botero, o ¨las gordas de Botero¨ como les decimos en Medellín, tenemos la oportunidad de pisar el único lugar al aire libre en el mundo con tantas esculturas del Maestro. Experiencia que recomendamos complementar con un recorrido por el Museo de Antioquia, ubicado en el mismo lugar, y que ofrece a sus visitantes, una exposición permanente de arte prehispánico, republicano y contemporáneo.

Este recorrido de arte y cultura puede terminar con un delicioso café del Laboratorio del Café, el cual queda contiguo al Museo de Antioquia y se especializa en la tostión y venta de cafés especiales colombianos. Si no lo encuentras una vez salgas del Museo, basta con respirar profundo y dejarse guiar por el cautivador aroma.

Alístate porque la segunda parte del primer día de Medellín en 48 horas nos conducirá hasta Ciudad del Río, un lugar al sur de la ciudad con amplias zonas verdes para el entretenimiento pasivo, que además acoge al Museo de Arte Moderno de Medellín MAMM, desde el cual podrás tener una vista privilegiada de la ciudad y en el que es posible conocer las obras de decenas de artistas, entre ellas, la colección de una de las mayores exponentes de la pintura en Colombia: Débora Arango.

Además, visitar la Tienda MAMM te garantizará una variedad de souvenirs y recuerdos únicos de la ciudad.

Termina tu primer día muy cerca del MAMM, en el barrio Provenza, a donde llegarás después de un recorrido en carro de aproximadamente diez minutos para conocer una de las zonas rosas de la ciudad, en donde el día puede finalizar en un buen restaurante, un pintoresco café o en compañía de un buen cocktail.

Segundo Día

El segundo día, dirígete hasta la Zona Norte de la ciudad en el Metro de Medellín, desciende en la estación Universidad y abre tu mente a través de tres lugares únicos: el Jardín Botánico, el Parque Explora y el Planetario de Medellín.

El primero, el Jardín Botánico de Medellín se destaca porque a lo largo de sus 13 hectáreas, se pueden contar más de 2.000 árboles y una biodiversidad insuperable en el área urbana de la ciudad, lo que lo hace uno de sus pulmones verdes.

Por su parte, el Parque Explora es un museo interactivo de ciencia y tecnología que entre muchas otras cosas, cuenta con uno de los acuarios de agua dulce más grande de Sudamérica, con una capacidad de 580.000 litros de agua se puede apreciar entre otras especies, al pirarucú, el segundo pez de agua dulce más grande del mundo.

Por último, el Planetario de Medellín encanta con su domo digital a través del cual es posible vivir experiencias de inmersión de alta calidad a través de un viaje por las ciencias del espacio.

Finalmente, ten en cuenta llegar temprano en la mañana, de lo contrario te recomendamos elegir solo dos de estos sitios turísticos en Medellín, para que puedas disfrutarlos y recorrerlos sin prisa, pues te tomarán al menos medio día de tu itinerario.

En la tarde, regresa al Metro y dirígete a la estación Parque Berrío (la cual ya debes conocer si estuviste en la Plaza Botero y Museo de Antioquia), camina por alrededor de cinco minutos hasta la Paseo Junín, en donde podrás probar un delicioso almuerzo 100% típico de nuestra región en el Restaurante La Hacienda, para terminar la tarde en la Repostería Astor o el Café Versalles, dos de los más tradicionales en el Centro.

Opción 2: 48 horas en Medellín

Previous
Next

Primer Día

Empieza el día haciendo un recorrido a pie por la Galería de arte urbano del Tranvía de Ayacucho para conocer a través de más de cuatro kilómetros, las impresionantes obras de artistas colombianos y extranjeros que por medio de graffitis, murales, esculturas y fotografías, adornan una de las calles más importantes de la ciudad, la Calle Ayacucho.

El recorrido te llevará hasta uno de los lugares que más nos gusta recomendar visitar en Medellín para conocer nuestra historia reciente a través del testimonio de las víctimas y no de los victimarios, el Museo Casa de la Memoria, el cual busca aportar a la comprensión y superación de las violencias de la ciudad y el país, abriendo un lugar dispuesto a la reflexión crítica y plural.

En la tarde y una vez salgas del Museo, camina por alrededor de siete minutos hasta el Mercado del Tranvía, un sitio que conjuga el diseño conceptual de mercados europeos con la oferta gastronómica de más de 20 restaurantes que ofrecen una variedad de exquisitos platos de comida local e internacional, así como cervezas, vinos, sangrías y otros licores.

Segundo Día

El segundo día en este recorrido de 48 horas por Medellín, sigue disfrutando del transporte público de la ciudad y esta vez aborda el Metrocable en la estación San Javier para disfrutar de un paseo desde el aire por la Comuna 13 de Medellín.

Regresa a la misma estación y toma un tour por el barrio para conocer el Graffitour y las Escaleras Eléctricas de la Comuna 13, uno de los planes turísticos imperdibles en la ciudad y que a través del arte, el hip hop y el baile, cuenta a quienes la visitan, nuevas narrativas de Medellín, una ciudad resiliente y que se transforma.

En la tarde, dirígete al Barrio Laureles en el Occidente de la ciudad y llega a la Avenida Jardín en donde una oferta de cafés y restaurantes de todo tipo de comidas del mundo te esperan para seguir disfrutando de un destino gastronómico en ascenso.

Los planes en Medellín son interminables y solo basta un poco de planeación y mucha creatividad para dejarse envolver por una ciudad en la que es fácil respirar su esencia a través de su oferta turística, cultural y de entretenimiento, la cual sigue creciendo en gran medida, gracias a los visitantes que siguen llegando a la ciudad.