5 dulces típicos de Medellín que saben mejor juntos

Cuando de dulces típicos se trata, esta región rodeada de montañas, configura en su alimentación una experiencia que es herencia de tradiciones indígenas, españolas y campesinas; en las que en este último caso, por ejemplo, se ha caracterizado por una alta carga de proteínas y carbohidratos que representa la forma de vida de los arrieros que trabajaban arduamente durante el día y preparaban sus alimentos para enfrentarse a largas jornadas de trabajo.   

Precisamente, una de nuestras tradiciones alimentarias es el consumo de dulces típicos, postres o sobremesas, que acompañan o complementan los platos de la gastronomía antioqueña. De los cuales, a través de este listado, es fácil comprobar porque juntos, o a manera de¨casao¨ como se les dice popularmente, saben mejor.

¡Acompáñanos por este viaje a través de algunos de los dulces típicos de Antioquia!

 

Viajar es mejor con los ojos curiosos y el estómago amplio para comprender los elementos culturales que hacen parte del lugar que se visita a través de su gastronomía y cocinas típicas. 

1. Brevas con arequipe:

Las brevas son un tipo de fruto del árbol de higuera que poseen una forma muy parecida al de una pera, pero más pequeña; tradicionalmente se preparan como postre calándolas en azúcar hasta obtener un tipo de caldo espeso y dulzón.

Se sirven solas, con arequipe o quesito fresco, aunque el sabor de las tres cosas juntas definitivamente no tiene igual. Este es uno de los ¨casaos¨ que se destaca entre los postres o dulces típicos de Antioquia.

Dulce típico que también es común encontrar envuelto y empacado al vacío en pequeños mercados artesanales de pueblos turísticos de Colombia, en aeropuertos y terminales de transporte de todo el país, para llevar como recuerdo de un dulce viaje.

2. Mazamorra con bocadillo:

En Colombia, la mazamorra se prepara de diferentes maneras dependiendo de la región; en Antioquia por ejemplo, el maíz se hierve en agua y una pizca de bicarbonato de sodio durante varias horas para reblandecerlo, el cual además, generalmente ha sido remojado previamente para agilizar su cocción.

La mazamorra es una sobremesa que se sirve generalmente con leche fría y se acompaña con un pequeño dulce, que puede ser, panela rallada o molida, arequipe o bocadillo de guayaba (el cual se obtiene de la cocción de pulpa de guayaba con panela o azúcar).

La mazamorra es una herencia indígena que encontró en el maíz la base de su alimento. 💛

3. Oblea con arequipe:

Los orígenes de las obleas remontan a los conventos europeos en los que se elaboraban las ¨hostias¨, como se le conocía a la popular galleta que los sacerdotes ofrecían como un bocado divino, al momento de orquestar sus misas. 

Las obleas son el producto de la mezcla de harina de trigo y agua, a la cual se le integra también azúcar, huevo y aceite que con la llegada de los españoles al continente americano, la tradición se popularizó también en estas tierras, entre sus plazas y mercados.  

Este delicioso postre típico colombiano se consume uniendo dos galletas delgadas y redondas y agregando entre sí arequipe, queso rallado, crema de leche o salsa de mora, entre otros ingredientes.

¡Conoce nuestra combinación favorita!

Hoy en día las obleas con arequipe pueden disfrutarse no sólo en plazas y mercados, también en centros comerciales, tiendas de dulces típicos e incluso, en algún improvisado puesto de comida callejera.

4. Buñuelo con gelatina de pata:

Otro de los ¨casaos¨ típicos de la región antioqueña es el buñuelo con gelatina de pata, el cual tiene el encanto de poder mezclar en el paladar lo dulce con lo salado, una tradición típica de la gastronomía colombiana. 

El buñuelo hace parte de una tradición que es herencia de los judíos sefardíes, un amasijo compuesto por queso fresco, huevos, fécula de maíz, almidón y azúcar.. Por su parte, la gelatina de pata, se hace con lo que resulta de la cocción de la pata de res mezclada con panela.

En Navidad, la gelatina de pata se reemplaza por la natilla, el postre típico colombiano que es a la vez el mejor ¨casao¨ del buñuelo durante todo el mes diciembre.

5. Solteritas:

Aunque se llame ¨solterita¨, este dulce típico colombiano, herencia de la repostería árabe, no se come solo. La solterita, una galleta dulce, crujiente y de color naranja, se acompaña con una crema hecha de zanahoria, ahuyama, azúcar, fécula de maíz y mantequilla que se unta sobre la galleta y a la que finalmente se le agrega leche condensada.

Este es un dulce típico que está muy presente en la niñez, y es común encontrar a los vendedores de ¨solteritas¨ afuera de los colegios, cerca a los parques infantiles o en los parques de barrio visitados por los niños que salen para recrearse.

¡Enamórate aquí de la solterita!

San Antionio de Pereira, el pueblo de los postres de Antioquia: 

A escasos 2.5 kilómetros de la ciudad Rionegro, ubicado en el oriente antioqueño, se encuentra el corregimiento de San Antonio de Pereira,  ¨el pueblo de los postres¨, uno de los sitios turísticos más visitados de Antioquia en la famosa ruta ¨Vuelta a Oriente¨.

Los sabores de los postres y dulces típicos de San Antonio van desde frutas tropicales como uchuva y maracuyá, algunos más exóticos como aguacate y yuca, y otros que tradicionalmente no pueden faltar en la mesa de los antioqueños como la lecha asada, el miguelucho y el arroz con leche.

¡No olvides compartir!