HACIENDA LA CASA GRANDE Y EL COFFEE TOUR

Amanece haciendo frio en la ciudad de Medellín, son las 7 de la mañana, es un día gris, sin embargo, me encuentro muy contento de salir nuevamente a vivir una experiencia con mis amigos de Medellín Travel, en esta ocasión nuestro destino es el oriente de la ciudad, en unos de sus 5 corregimientos, Santa Elena, en la vereda media luna. La ruta inicia en la avenida san Juan hasta llegar a Ayacucho, tomamos la vía a Santa Elena, tras 45 minutos de viaje, después de recorrer un camino empedrado rodeado de árboles, ingresamos a este imponente lugar; Hacienda la CasaGgrande, nos reciben Don Carlos Monzons Aguirre quien siete generaciones después mantiene la historia viva, nos empapa de esta y hace de guía por la hacienda.

La Casa Grande es una hacienda de 18 cuadras, construída en 1853, espacio que se dedicó al cultivo y la producción de café, por su ubicación paso obligado para los silleteros que bajaban de todos los rincones de Santa Elena. En esta parada encontraban descanso, un vaso de mazamorra o aguapanela, para continuar su recorrido.

Cada rincón de la Grande: habitaciones, salitas, balcones, pasillos están habitados por objetos con años de antigüedad, que también en silencio nos contaban historias.

En la actualidad la casa tienes sus puertas abiertas al pasado, es un lugar de descanso que además ofrece el Coffee Tour de la mano de empresa Operadora de Turismo en Medellín, experiencia enfocada en uno de los productos más consumidos en el mundo y del cual Colombia es de sus mayores productores, el café; caminamos por sus cafetales, conocimos su proceso de cultivo y cosecha, allí recolecte granos, los palpé, los olí, también degusté una deliciosa taza de café que yo mismo preparé con una prensa francesa.

Salgo feliz de esta hacienda llena de vistas al pasado, pero también al futuro recomiendo esta grandiosa experiencia que fue diseñada por  Operadora Turismo en Medellín y actualmente está disponible en www.visitmedellin.co.  Me despido agradecido con Don Carlos, Isabel y Juan Pablo, quienes no mencioné antes, pero estuvieron también enseñándome este maravilloso lugar. 

Encuentra esta y otras experiencias en www.visitmedellin.co